18 de noviembre de 2010

diálogo ante un cadáver

DIÁLOGO ANTE UN CADÁVER

Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
Gabriel Celaya
-Perdone, ¿el finado, por favor?
-Aún descansa en la nevera, aterido,
a la espera que alguien pague su sepelio.
-¿No tenía descendencia?
-Muchos eran sus hijos, mas volaron como el viento.
Por cierto, ¿desea verlo?
-No, muchas gracias. Me gustaría recordarlo cuando
era el pasatiempo del rey soberano
era la canción del labrador
era el lamento y el grito del obrero
era la voz del oprimido
era, sobre todo, el beso del enamorado.
-De todo eso, "ha" mucho tiempo.

-Y diga buen hombre, al final, ¿cómo murió?
-¡Qué le voy a decir que ya no sepa usted!.
Lo de siempre, a saber: la sociedad, el sistema
de educación. La falta de educación.
La televisión.
La comodidad, el sillón, el dinero de papá.
Ahora somos todos guapos y no tenemos
nada por lo que luchar...
-Vamos, que entre todos lo matamos...
-y ella sola se murió.

-Dicen por ahí que no aguantó tanto azúcar
-Claro, la estábamos maltratando quienes más
la queríamos, y no me avergüenza incluirme.
¡Tanta dulzura, tanta miel!
Ella no era así. No, me niego,
era un corazón latiendo
que acariciaba con las manos ásperas.
Era saliva, fluidos y piel.
Era la búsqueda de sexo.
Lo demás son patrañas.
Todos la utilizamos para follar.
-Ahí, usted perdone, me muestro en desacuerdo,
creo que era algo más:
Ella derrocó gobiernos y levantó cerebros dormidos.
¡Destaponó tantos oídos sordos!
-Bah, bah. Solamente un truco vulgar.
Una gran mentira para acabar en una cama.
-Y, ¿quiénes lloran tan compungidos?
-No sé, nunca les vi con ella
-¡Se la veía tan viva!, ¡tan llena de futuro!
-Mira, chaval, eres joven y crédulo todavía,
pero he de abrirte los ojos.
Ni era arma ni estaba cargada ni tenía futuro.
Murió sola como un número primo,
como la pasta de té con fruta roja.
-Perdone, caballero, ¿cómo se llamaba en realidad?
-poesía.

-He de decirle algo. Yo la maté.
Yo y el verso libre.





















fotografía de FURIAPARANOICA

3 comentarios:

Asun dijo...

Hasta ahora mi preferida. Gracias por escribir para que disfrutemos leyendote.

Seko dijo...

Muy buena. Me tienes enganchao, sigue así

Céfiro dijo...

Entre todos la mataron y ella sóla se murió. Así es.