3 de abril de 2011

circo (por fin algo de poesía)

A Geli, por aguantar a este payaso

los trapecistas viven en otro mundo, nunca están con los pies en el suelo
el domador tiene cicatrices en el torso y su mujer le engaña
los funambulistas no existen según la r.a.e
los funámbulos me aburren, la R.A.E también
la mujer forzuda no ha leído un libro
del escapista nada se sabe
la mujer del domador ha encontrado al escapista
la contorsionista se ha pasado al porno
el hombre bala y una oveja recita poesía
el malabarista consigue llegar a fin de mes
el mago en una piscina nada

nada por aquí nada por allí

el tragafuegos se emborracha con garrafón
la mujer del domador y el escapista aparecen achicharrados
el muñeco del ventrílocuo acusa al tragafuegos del incendio
el tragafuegos está en la cuerda floja
el domador jura haber visto con un mechero al funambulista
el funambulista no existe, caso cerrado

yo soy un payaso que está triste
el malabarista y el hombre bala me esquivan
fobia a los payasos: coulrofobia
es difícil decir coulrofobia sin lenguarse la traba

ya no se puede maltratar animales en el circo
nadie dijo nada acerca de los payasos
me pinto una sonrisa y cejas de sorpresa
intento estar lejos de la mujer forzuda
el circo no es el mismo sin la contorsionista

3 comentarios:

Rufino U. Sánchez dijo...

El amor es un payaso..

MA dijo...

¡Vaya desastre de circo!Nunca me han gustado los circos, ni los payasos. Por eso me gusta esta composición, que no es más poesía que otras cosas que has escrito.

VELPISTER dijo...

muy bueno, colega, muy buena poesía