9 de noviembre de 2011

INFIEL

desenterrar el corazón

exponer tu sexo / mostrar tus tetas

a tantos ojos extraños

juro no volver a hacerlo

J. Malone Miller


Hombre casado busca mujer para sexo
y lo que surja. Requisitos:
Vallisoletana, nacida en diciembre del
77, 1`64 de altura y 57 kg. de peso. Pelo
rizado y largo que vaya dejando por toda
la casa. Un 36 de pie, cóncavos y fríos desde
primeros de octubre a mediados de junio. Ojos
avellanados y boquita de piñón. Nariz chatilla. Culo
respingón, 95C de talla de sostén.
Paciente, comprensiva; con miles de enfados diarios
que se la pasen a los cinco minutos. Que no soporte
a Bunbury pero me acompañe a sus conciertos. No sepa
quiénes son Batania o Gsús Bonilla; me deje ver el fútbol
y se haya borrado del Madrid mientras sigan Mourinho
y Florentino Pérez.
Ha de llamarse Geli -esto es innegociable- y trabajar
en Mercadona. Cocinar un arroz con calamares en salsa
americana exquisito; dormirse en el sofá viendo las series
y no saber todavía a quién votar. Que fume Pall Mall y todos
los días diga que lo va a dejar. Que no sea muy gastadora.
Adicta al café. Que pregunte cada vez que apago el ordenador
si la amo. Que me lo pregunte de nuevo diez minutos después.
Que me lo pregunte tantas veces al día que consiga odiar la palabra amor.
Tiene que reñirme por ir hecho un Adán, desteñir mis camisetas
favoritas y estar operada de la vesícula.

Sí, mi vida, estoy como loco por serte infiel, pero
es tan difícil encontrarte a veces.

10 comentarios:

Céfiro dijo...

Precioso poema, sí señor. Se te da muy bien hacer este tipo de poemas-homenaje. Ya quisiera yo.
Por cierto, coincido con Geli en lo de Bunbury y en lo del Madrid.

juanito dijo...

Qué pasada!!! te lo robo

Pat. dijo...

Qué bonito es el Amor! Precioso poema, un abrazote, Molinero!

Alberto F. dijo...

pues anda que no pides... es "casi" imposible encontrar lo que buscas. y hazte mirar lo del laismo.

Malone dijo...

Albert F, qué pronto olvidas tus orígenes; viva el capital, viva el leísmo

Rufino U. Sánchez dijo...

Ahora que has vuelto de Cuenca reconozco que mereció la pena esperar.
Que suerte tienen algunas, pero a mi también me dejan notas: un 0, por lo general.

Alberto F. dijo...

De olvidar nada, que para eso he visto recientemente cantar el himno del barrio en directo, y en el barrio claro. Antes el la/leismo me sonaban bien, pero desde el exilio se ve diferente. Afortunado tú...

MA dijo...

¡Menuda declaración de amor!

MA dijo...

Por cierto, estoy de acuerdo contigo en lo de mi última entrada (pero está feo que me lo diga yo misma en mi propio blog)

mery dijo...

Joooo. Que bonito. Con estas cosas podría volver a creer en el.amor.