21 de marzo de 2011

el hacha

Un problema de varices agravado por la edad,
la mala circulación y la patada de un yonki,
por separar en una pelea en la que otros miraban,
fueron el hacha que sesgó a mi abuelo
las dos piernas. Primero fue un dedo,
luego cortaron por debajo de la rodilla.
Después por encima. Posteriormente,
la otra pierna. No recuerdo si empezaron
por la izquierda o la derecha, eso da igual.
El caso es que a mi abuelo, le enterramos por fascículos.

Hoy me fijo en nuestras sombras descafeinadas,
miradas trasojadas y esquivas.
Las manos de glicerina son bombas de seda, farsantes
en el saludo, vacías de sudor en el trabajo.
Ya no quedan hombres como mi abuelo, tan grande,
que le tuvimos que enterrar por fascículos.

7 comentarios:

Céfiro dijo...

Me has dejado un nudo de saliva en la garganta. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Demasiado duro para mi gusto

Rufino U. Sánchez dijo...

Genial, simplemente genial.

A tí te enterraremos vivo, así que puedes elegir si quieres ser enterrado de una pieza o por fascículos.

MA dijo...

Una forma original y preciosa de contar lo desagradable. Los abuelos siempre son grandes.

juanillo dijo...

no me suelen gustar los poemas sentimentales, ya que lo que a uno le resulta importantisimo a quien es ajeno le suele resultar vacio, el caso es que en esta serie de poemas, la sentimentalidad se derrama a raudales y es obvio ya que se trata de homenajes, pero en ellos se desprenden grandes saetazos llenos de poesía como"Hoy me fijo en nuestras sombras descafeinadas,/ miradas trasojadas y esquivas./Las manos de glicerina son bombas de seda, farsantes.../" o estos otros" por sus canelones y sus cuadros/por ser rojo y del madrid..." y tambien por esos momentos de surrealismo mágico como ese trozo de capa roja bajo la camisa; por esas razones no se me ocurre nada mejor q decirte compañero q me encantaría ser de tu familia para así poder salir algún dia en uno de esos homenajes.

pringaud dijo...

gracias a todos. Juanillo, gracias por ser tan exagerado

Anónimo dijo...

cuando leo algo de esto, se me ponen los pelillos de punta y se me asoma una lagrimilla, y de eso se trata no? que un poema te haga sentir, sea lo que sea. por eso te felicito porque simplemente eres genial!