31 de marzo de 2011

sueño

haz la cuenta                                             lo has intentado, no digo que no,
haz un borrón                                           pero te faltan recursos, te faltan cojones, te falta valor;
haz una cuenta nueva                              si crees que te vas a salir con la tuya, vas de mal en peor
                                                                 el hombre del tiempo anuncia  galerna             ¿qué?                                                                 
                                                                                 Si pierdo la cuenta, Los Madison

a ti también te sigue
la vida
dejando a deber


J. Malone Miller


Podía haber venido un ectoplasma que me susurrara, durante el sueño paradójico, que realmente soy un ángel y me llamo Sananda Maitreya. O verme en casa de Hugh Hefner, dentro de su jacuzzi, donde Monica Bellucci sodomiza con un strap-on a Sofía Vergara mientras esta me lame las pelotas, rasuradas como dos codornices desnudas expuestas en la pollería.
Pero en vez de eso, un mapache con las orejas desproporcionadas me guiña un ojo y me dice I wanna be your támpax.
Me despierto sobresaltado, sudando. Demasiadas fresas con nata antes de acostarme. Me levanto a mear. Dormir de una tacada es algo sobrevalorado, rascarse el ojal con una media sonrisa al saber que aún te quedan cuatro horas para ir a trabajar no tiene precio.

Vuelta a la cama, fotogramas xxx con Monica y Sofía no me dejan dormir, la polla, enhiesta de mi vida. Aparece Camacho y se me baja. Duermo.
Mi jefe disfrazado ridículamente de teléfono móvil, a veinte uñas, me canta con mirada lasciva enchúfame el cargador, enchúfame el cargador. Entra Manute Bol con sus tres piernas al descubierto: Hola, soy Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir.
Mi jefe, looking to Cuenca, emite un grito estridente a la primera embestida de Manute, que disfruta como un niño practicando el Medievo en su culo.


Suena la alarma del móvil.

5 minutos más.

Suena de nuevo. Las 6,25h. Me estiro, hoy puede ser un gran día.
De esos en que no necesito escribir un poema para verter la rabia contenida.

8 comentarios:

pringaud dijo...

Sananda Maitreya es el nombre actual del gran Terence Trent D`arby

Hugh Hefner es el ídolo de todo hombre heterosexual de bien, el dueño de Playboy. Un modelo a seguir

Monica Bellucci es una Diosa

Sofía Vergara es una Diosa

Enhiesta: erguida, levantada
Enhiesta de mi vida: vale un mundial

Camacho suda mucho

Manute Bol fue un jugador sudanés de la NBA de 2,32 m de altura y, seguramente, con un aparato que ni Tommy N´Kono, cuya leyenda dice que jugaba con pantalón largo porque se la ataba a la pierna

Tommy N`Kono era portero del Espanyol

Hola, soy Ínigo Montoya... es una frase de La princesa prometida

El medievo en tu culo es una frase de Pulp fiction

Enchúfame el cargador pudiera ser la canción del verano

Relato perpetrado tras la lectura del relato de Alfonso Xen Rabanal "Burofax", incluído en la antología Viscerales y una cena copiosa

MA dijo...

Plas, plas, plas. Me he quedado traspuesta.
Iba a decirte que si te has mirado, por lo de los sueños raros. Si Freud te pilla, hace de ti un hombre nuevo...
Pero despues de leer este comentario, te digo esto otro:

Vamos, es la primera vez que leo un poema con traducción simultanea.

¿De donde coño sacais tanta originalidad? a mi todo me sale normal. Estoy empezando a preocuparme.

juanillo dijo...

Uauh!!! Bibliografía post-moderna.

Céfiro dijo...

Te cagas. Me ha encantao. También las referencias. Al fin y al cabo somos una generación de referencias o por referencias quién sabe.
Respecto a los sueños (es largo pero tengo que contarlo) el otro día tuve 2 la misma noche: en el primero conducía mi coche y en una curva me salía y daba varias vueltas de campana. Cuando salía del coche tan sólo tenía un rasguño en la cara. Ese mismo día llevé el coche al taller para cambiarle las ruedas y pasarle la revisión. Lo juro.
El segundo sueño fue diferente. Como buen voyeur, miraba por la rendija de una puerta lo que pasaba dentro de una habitación. Allí estaba una amiga de mi madre (cincuentaytantos y un poco gorda) con un tango negro y con un lazo en la cintura haciendo un 69 con un tío al que echaron de mi trabajo hace unos meses. Me levanté con la imagen de la cabeza del tío aplastada por todo aquello con lazo y todo... se lo conté a mi pareja nada más despertarme (yo enhiesto) en la cama y sólo acertó a decirme que estaba enfermo.

juanito dijo...

jajaja, que bueno Jorge!!! Me encantaron las referencias

Anónimo dijo...

cuando escribes sobre tu dia a dia eres menos malo, grande walter berry

Alberto F. dijo...

Joder, que mal estás. O que bien, nunca se sabe.

Estoy contigo, uno de los mas grandes placeres, que no se compra con dinero. Aunque normalmente yo no me rasco el ojete...

pringaud dijo...

MA, no te preocupes, simplemente soy un anormal

Juanillo, o ida de olla también

Céfiro, tienes razón. tu pareja también

gracias Juan

Anónimo, tú no haces nada bueno desde el Lazarillo de Tormes


Alberto, nunca se sabe, pero más bien mal que bien