31 de octubre de 2011

LAS ARMAS DE LOS MUERTOS

Son para siempre jóvenes. Se burlan
De la caricatura que ya somos
José Emilio Pacheco

A los muertos no les gusta utilizar
la violencia para sus venganzas
Todos los misterios y secretos les son revelados
por el consejo sagrado de los dioses sin doctrina

Saben más por muertos que por viejos

No necesitan reunirse en nutridos ejércitos
ni aparecer con sus calaveras descarnadas
en noches de tormenta
Ni extender leyendas sobre su vuelta al mundo
de los vivos

Los muertos en su muerte tienen la victoria
Armados con su imagen aún vivos
   en las fotografías

Nos recuerdan mientras un día nos abrazaron
sonriendo
que ellos
                         los muertos en su muerte
Siempre ganan la guerra del tiempo

3 comentarios:

Cysko Muñoz dijo...

Bien, joder bien. Me gusta.

Céfiro dijo...

Magistral, amigo. Da un pequeño escalofrío al final cuando mencionas el tiempo. Buen poema para estos días.

Zorro dijo...

Grande este poema. Grande, muy grande.